LOGO INSTITUCIONAL
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
EN ES

De la tramitomanía crónica a la tramitología e innovación

Desde hace varios años, El Salvador ha estado sufriendo de la exigencia de requisitos sin fundamento o base legal, en instituciones que no usan la tecnología para resolver. Los principales obstáculos para el crecimiento económico en El Salvador han sido los altos costos y tiempos que las empresas invierten en gestionar sus permisos, licencias y demás autorizaciones ante las instituciones públicas. Esto es tramitomanía.

La tramitomanía es el empleo exagerado de trámites, según la definición tomada de la Real Academia de la Lengua Española. Por el contrario, la misma fuente señala que la tramitología es el arte o ciencia de resolver, perfeccionar o facilitar los trámites. Es necesario que el país transite de una cultura de tramitomanía crónica a una de tramitología e innovación.

La falta de reglas del juego claras convierte al Estado en un experto para imponer barreras en su relación con las personas (naturales o jurídicas). Estas barreras, lejos de cumplir con los objetivos que deben tener las regulaciones, como proteger el bien común, evitar abusos, velar por el medioambiente, entre otros, crean portales para la corrupción o minan el interés por invertir.

En el Organismo de Mejora Regulatoria estamos convencidos que es importante implementar la tramitología en el país, por medio de las herramientas de mejora regulatoria. El gobierno del presidente Nayib Bukele y todo su gabinete está implementando la Ley de Mejora Regulatoria, que tiene por objetivo “asegurar la calidad de las regulaciones para que generen beneficios superiores a sus costos y el máximo beneficio para la sociedad, y se eliminen exigencias y requisitos que, sin fundamento, o apartándose de las plataformas tecnológicas, afecten el clima de negocios, la competitividad, el comercio exterior y la atracción de inversiones”. Pura tramitología.

La mejora regulatoria busca que el Estado genere trámites de calidad desde la raíz, desde que se comienza a concebir una regulación o sus reformas. Busca que con la implementación de las herramientas de mejora regulatoria se generen oportunidades económicas a través de la atracción de inversiones; que la población y los empresarios cuenten con reglas del juego claras y que permita al país gozar de servicios públicos de calidad.

El Organismo de Mejora Regulatoria es el responsable de apoyar técnicamente a las instituciones del Estado para alcanzar los objetivos de la Ley de Mejora Regulatoria. Por ello, este año hemos tenido a más de 2 mil asistencias de servidores públicos en nuestras capacitaciones, formándose en la materia e implementando las herramientas. La institucionalización de la mejora regulatoria está aquí.

Publicado el 17-11-2021.